viernes, 9 de octubre de 2015

Disparos



Querido Diario:

Estoy desolado. Dos días sin tener noticias suyas. Lo último que supe de usted lo emplazaba sentado en la confortable primera clase de un avión, rumbo al Pacífico Sur, cual Robert Louis Stevenson en busca de islas del tesoro y amables indígenas. 
¿Está usted vivo, Lord Diario? ¿Cayó presa de los caníbales y es cena de viernes noche? ¿O sólo está aumentando el misterio que circunda su figura desde tiempos inmemoriales?
¿Sus ojos aún se abren para seguir estas líneas? Pretenderé que sigue ahí, señor Diario, y rubricaré otro día más, como si mi preocupación fuese poca.
Y, hoy, lo que más deleita y emociona a nuestros seguidores. ¿Un relato pornoerótico? ¡No! La metralleta de noticias y sugerencias que necesita leer todo hijo de su madre antes de beberse el viernes.


- Facebook presenta su nueva ocurrencia: cinco emojis. Además de "me gusta", ahora usted expresará el ánimo que le sugieren las publicaciones de su timeline. 
Como todos los cambios de la red social, los cinco emojis son una mariconada en letras capitales y, de la misma manera, llegará el día en que sea impensable pasar sin ella. 
Enésima sobrecarga de información en una red rezumada de tonterías; como todo emoticón, hace perezoso al usuario, que prefiere poner una carita antes que escribir algo original o, como mínimo, personal. 
Me preveo adicto al emoji sorprendido. Espanto forever.



- Espanto con el cuelgue temporal de la web Tusubtitulo.com, la que fuera recambio casi inmediato a la clausurada Subtitulos.es. 
El mejor lugar para descargar subtítulos en castellano europeo está cerrado por mantenimiento desde el mediodía de ayer, lo que llevó a los frikis indignados de siempre a quejarse y propiciar teorías lostianas en la página de Facebook de la web. Debió ser el síndrome de abstinencia, la mala costumbre o la demencial falta de educación. Obvian el trabajo que requiere traducir un subtítulo, además de que ahora se puede incurrir en un delito al hacerlo.

- A pesar de todo, hemos podido ver lo último de Scream Queens
Es el sindiós de los sindioses, sí, pero qué cachondísima. A los actores sólo les faltan altas con las elevarse al pronunciar esos diálogos de puro ingenio y maldad. Y concordará en la brillante revelación de Glen Powell como el capullo alfa, aparte de lo espectacularmente guapo.


- Eso sí: si Nick Jonas no reaparece en el próximo episodio, me pongo en huelga de hambre hasta que estrenen la segunda temporada de Kingdom, donde el talentoso cantante también participa con un personaje homosexual.
Hablo de la serie de maromos boxeadores que nos sorprendió gratamente hace varias lunas, tanto por la calidad corpórea de los machos protagonistas como por lo competente de sus tramas. 
Será el jueves cuando llegue este paseo por el bíceps y la lágrima, y aquí está el delicioso - en todos los sentidos - Jonathan Tucker en la presentación oficial del retorno de esta tranquila ganadora.


- Mi amigo Míguel me pide que me reenganche a "The Affair". Veo esa apuesta y la subo con The Leftovers, otra que le cotilleo en su perfil de la imprescindible app MyTvShows. 
Serie que evité de manera expresa al ver el nombre de Damon Lindelof en el fregado, pero a la que he dado una oportunidad tras leer las críticas sobre la premiere de su segundo curso. 
Como gran parte de las series de la HBO, tiene de interesante lo que no posee de encantadora y, en cualquier caso, es un error verla como una entrega de ciencia ficción, pese a que la premisa pertenezca al género. 
Seguiré adelante hasta ser capaz de darle una opinión más fundamentada. Lo mejor: los súper kitsch títulos de crédito y, por supuesto, Justin Theroux, flamante marido de Jennifer Aniston.


- Las noticias sobre Twin Peaks son un apretar de corazón. Alegría, disgusto, alegría, disgusto. El revival vive obligado a compensar toda esta agonía en calidad. 
Nos cuentan que Michael Ontkean, el bellérrimo Sheriff Truman, no estará en el regreso. El actor lleva años retirado, así que poca sorpresa. 
El agente de la ley de la localidad de los sobrenaturales misterios será interpretado ahora por Robert Forster, aunque se ignora si bajo el mismo personaje o a razón de uno nuevo.
Forster es buena elección, aunque echaremos de menos los ricitos de Ontkean.


- Hablemos de porno gay, porque Raging Stallion anuncia su "nuevo" blockbuster: "Total Exposure" Entrecomillo nuevo, sí. Lejos quedan los buenos tiempos y ahora sus producciones se limitan a sucesiones de escenas sin nexo común, fácilmente divisibles e intercambiables, para venderlas por separado en su web. 
Recemos porque alguna depase la rutina y nos pegue fuego. 


Participa Andrew Stark, uno de mis actores favoritos en activo, del que sólo se puede esperar lo mejor. Se le empareja con el escultural Ryan Rose, al que llamaría el Tom Cruise del porno gay. Bonito como un San Luis e igual de falso. Ese culo, sí, ese culo. Nada que objetar.


- Cine, cine y más cine. Generaciones jovenzuelas, ¿han visto alguna vez The Rocky Horror Picture Show? ¿No? ¡Corran a por esa comedia de los horrores, protagonizada por una pareja de pánfilos, un castillo y un científico travesti! 
Más que vista, es una película que se ha vivido, reinterpretado, disfrazado, recreado, desde su redescubrimiento en sesiones golfas, allá por los años setenta, hasta la eternidad, porque jamás ha dejado de exhibirse en cines de todo el mundo. 
Para coronar el mito, sus actores se han dejado fotografiar juntos en la revista Entertainment Weekly, que gusta reunir a repartos originales de películas y series que se resisten al olvido. 
¿El sentimiento? Amor total.


- Si usted desea una noche de viernes sin alcohol o ha perdido el ánimo para ver la bostezante cartelera, quedése en casa al abrigo de lo mejor de antaño. 
Hoy sugiero La Escalera de Caracol, una brillante obra de intriga, que resume el cine clásico en muchísimas cosas.
La maravillosa, infravalorada Dorothy McGuire interpreta a una criada muda, asediada en una tenebrosa mansión por un asesino que gusta de acabar con las chicas que tienen un defecto físico. El perfil del homicida siempre tuvo su evidente alusión al nazismo, pero se ha dicho poco del feminismo de esta película. Y ese final con su adorada Ethel Barrymore, wow! 

¡Fin, fin, fin!
Espero saber pronto de usted, Lord Diario. Sé que está vivo, en alguna parte, en algún bar.
De momento, sólo le deseo que las más bellas mujeres se le acerquen con lascivas intenciones y usted las rechace con la elegancia acostumbrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada