sábado, 24 de octubre de 2015

O'Hara


Queridísimo diario,

Qué noticia tan triste, mi Lord. Ha muerto nuestra amada Maureen O'Hara. Se va con noventa y cinco años, que ya es edad para marcharse, pero la pena cuando cae un astro de Hollywood se hace cada vez mayor: los vivos se pueden contar con los dedos de las manos.
Además de insultamente bella, Maureen era cálida y entrañable. Definitivamente, ya no las hacen así.
De niño, la vi por primera vez como la madre de las gemelitas en "Tú a Boston y yo a California", pero, como bien me indicó la leyenda, lo apropiado era esperar a descubrirla bajo las órdenes de John Ford. ¡Quién no comulga con Mary Kate Danaher!
En fin, me alegro que le hayan dado los honores que merecía antes de morir. Si quiere leer más palabras mías sobre ella, visite este post de mi anterior blog, donde dije lo que debía decir sobre esta estrella tan brillante: http://www.imitacionalavida.com/2015/01/el-cine-segun-maureen-ohara.html

Hasta mañana, diario, que sus sueños sean rojos y verdes como el bendito país que vio a nacer a Maureen O'Hara. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada