viernes, 29 de enero de 2016

Brindis


Querido Diario,

Brindemos por una semana de éxitos en este blog. Brindemos por las cuatro últimas entradas y por todos los que las han leído. Brindemos por la tabla del gimnasio que he terminado hoy. Brindemos por la que me espera la semana próxima. Brindemos por Alicia Vikander, por qué no. 
Brindemos por el día que cayó el odio y llegó el amor. Brindemos por el año que acabó la guerra y se firmó el armisticio. Brindemos por lo que adoramos, por lo que añoramos, por lo que nos queda por descubrir.
Brindemos porque es viernes, brindemos por hacerlo mejor, por intentarlo de una vez, por dejarlo todo para mañana.
Brindemos por los hombres guapos y por las mujeres maravillosas. Por los hombres maravillosos y las mujeres guapas, también, claro que sí. Brindemos por todos los que merecen ser brindados.
Brindemos porque se destapen las mentiras del mundo y porque las verdades nos sirvan para aprender. Brindemos por irnos a la tumba entre refunfuños y dudas, pero con la intacta dignidad de nuestras valentías.
Brindemos por vivir hoy, por morir mañana. Brindemos por los que queremos, brindemos por querer más, mejor, sin dolor, sin arrepentimiento, sin culpa. Sin memoria.
Brindemos por la paz, porque es viernes. Y, como el viernes, la paz es un espejismo. Brindemos ahora, antes de que se acabe, antes de que toquen las doce, antes de que llore en su hombro, mientras bailamos, por aquello de la nostalgia. 
Brindemos felices, por vivir hoy, por morir mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.