domingo, 24 de enero de 2016

Entreacto


Querido Diario,

Dije y perjuré en un post poco popular que se acabaron las barbas y yo, que soy de hacer lo contrario cuando tomo una decisión irrevocable, hoy digo que Diego: ¡que crezcan estos pelos faciales como acostumbraban! 
Volverá mi barba y regresará más cercana a Xabi Alonso que a Rasputín. Será ese lucido término medio de foresta, que habrá que mantener y mimar... hasta que me canse y me la afeite otra vez. Yo soy así, al Este del Edén de mí mismo.


Por cierto, quiero revisar esa película y hoy estuve a punto de hacérmela en una sesión de domingo sobremesa - siempre la emitían ese día y a esa hora -, porque es preciosa y porque quiero oír al hipnótico mequetrefe de James Dean tartamudear aquello de: "I-I-I-I want to talk tttto her....".
Qué gran clásico.


He pensado que, por variar la balada, antes leo y así descubro la novela original de John Steinbeck y así le doy un tanto a la lectura, que ando más analfabestia que un diputado.
La novela ya está a buen recaudo en el Kindle y se rumorea en mi cerebro que empezaré a leer "Al Este del Edén" esta noche.
Mañana versaremos sobre sexo anal, se lo prometo, que le veo con cara de que le den por culo. 
Buenas noches, dulce príncipe, que le vayan dando hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada