sábado, 14 de enero de 2017

Hombre


Querido Diario,

Pensaba si usted seguiría aquí, al otro lado, donde vive mi imaginación, esa que lo llevaba de país en país, de esposa en esposa, de miseria en felicidad. 
Mi ausencia se explica por la vida, que ha sido profusa el último 2016. Dicen que fue un año horrible, porque murió mucha gente célebre y venció más de un indeseable, pero, para mí, se vistió del mejor y más intenso año de mi vida. Se lo contaré cuando encuentre el tiempo, quizá dentro de unos meses. O, simplemente, visite mi Facebook, la extensión natural de este y otros blogs desde hace muchos años. 
El ajetreo me impidió cumplir en diciembre con la tradición de elegir al Maromo del Año antes de acabar los doce meses, pero nunca es tarde. 
Y este 2017, durante el cual se cumplirá una década de mi actividad bloguera, no podía arrancar como es debido sin la votación de nuestro macho forever.
Scott Eastwood hace los honores de maromo en funciones y será el padrino de esta nueva edición, en la que hay sangre nueva, algún regreso y sólo un candidato que repite desde el año pasado.




Los nominados de este año son:



PIETRO BOSELLI



¿Quién es el maromo? El profesor de Matemáticas más sexy del mundo, en palabras de todo el personal, vuelve a esta edición tras un año brillante, que lo confirma como imprescindible pin-up de las esferas internaúticas. No tardamos en ver ese mármol en los kioscos a golpe de Mens Health, mientras Armani se lo pedía, mundo mediante. Su última hazaña es alegrarnos la vista con su descamisada rutina de ejercicios en Youtube.


¿Por qué debería ganar? Porque es una cosa carissima y exquisita, encantadora mezcla de simpatía y musculatura, que calienta nuestros días. Su vídeo al minuto poniéndose y quitándose la camiseta se encuentra entre los mejores momentos de mi vida. Sin exagerar exagerando.



¿Handicap para la victoria? Disuadirá a los críticos del fisioculturismo, la depilación exacerbada y el postureo internaútico.



RYAN GOSLING

¿Quién es el maromo? El actor cuya indolencia traída y venida representa a toda una generación, Ryan Gosling podría haber sido ruidosa flor de temporada, pero tan sólidos sus bíceps como sus pasos en la industria. Este 2017 será importante porque lo ve firme en la carrera de premios y corazones con el musical "La La Land".


¿Por qué debería ganar?  Su atractivo es tan peculiar como considerable. Cuesta apartar la mirada de él y todavía no se explica su embrujo. El poder de lo rubio y, sobre todo, el imperio del goslingismo. Y ese cuerpo, por favor.


¿Handicap para la victoria? Tiene tantos fans rabiosos como detractores de sus dotes interpretativas y dudosos de sus encantos físicos. "En realidad, es feo", he oído decir más de una vez. Hay quien lo encuentra insoportable.



TOM HARDY



¿Quién es el maromo? Me quedo con la definición que le dediqué hace años: Tom Hardy es la mezcla perfecta entre un gentleman y un hooligan. Súmelo a la lista de guaperas que han llegado para quedarse, inquieto caballero de pantallas que lo mismo se lanza a furias en la carretera que se entrega a los más impactantes cambios físicos para superiores retos interpretativos. 


¿Por qué debería ganar? Tiene esos labios carnosos, casi femeninos, que contrastan sumamente con toda esa apariencia sucia, tatuada y barbada, dentro de un contraste que sólo puede considerarse explosivo. Para variar, un actorazo podría ganar el Maromo del Año y redondeamos el 2017 nada más empezar. 


¿Handicap para la victoria? Sus tatuajes y su desaliño son magnéticos para unos y repelentes para otros. Como bello, es irregular: hay ocasiones que luce bellérrimo y otras, que dan ganas de darle un bocata de filo.



SAM HEUGHAN



¿Quién es el maromo? Para los seguidores de la serie histórico-romántico-fantástica "Outlander", Sam Heughan es, ante todo, Jamie Fraser, el corpulento pelirrojezno y valiente héroe de las Highlands, que enamora con su kilt y periódicos descamisamientos.



¿Por qué debería ganar? Ha sido el protagonista de las más insólitas secuencias televisivas, que lo confirman como uno de los más sufrientes personajes de la ficción contemporánea, pero también como el primer hombre que es objeto de deseo y seducción de una manera nunca vista. Esa noche de bodas, amigas. Que gane Sam no será extraño, aviso. Sus fans son batallón.


¿Handicap para la victoria? Si no se sigue la serie "Outlander", Sam será el mayor desconocido entre sus competidores




BROCK O'HURN



¿Quién es el maromo?  Una bestia de pelos y músculos sólo vista en unas fantasías que ni Harlequín, Brock O'Hurn es celebridad esculpida a razón de red social. Su vídeo haciéndose la coleta se tornó viral y ni un año más tarde el fuertote hacía su debut interpretativo en la serie "Too Close to Home". La publicidad lo reclama.


¿Por qué debería ganar? El Instastud por excelencia corta el aliento con ese megatorso, más grande que nuestras vidas. Todo en él es devastadoramente apetecible.


¿Handicap para la victoria? Es tan improbable y excesivo que me pregunto si sus atractivos se componen de pura adición. Sus mayores hazañas nacen del postureo selfie y el proteínico batido. 



CHRIS PRATT



¿Quién es el maromo? Aquel placer privado de "Parks & Recreation" se ha consagrado mundial con su protagonismo decidido en toda senda blockbuster. Chris Pratt, gran actor de comedia y ahora guapo de las pantallas, sigue estrenando súperpoducciones y continúa gestando carrera imparable.


¿Por qué debería ganar? Es uno de esos bellos por naturaleza que nos gustaba con unos cuantos kilos encima y el gimnasio y las dietas sólo confirmaron nuestras sospechas de que lo deseábamos con locura. Queremos un Maromo del Año carismático y divertido.


¿Handicap para la victoria? Como su co-protagonista en "Passengers", Jennifer Lawrence, habrá quien asegure aquello de "no es para tanto".


¿Qué le parece, Lord Diario? 
La única manera de votar se encuentra en el widget de la columna de la derecha del blog, dispuesto exclusivamente para la ocasión.
No se aceptan votos en comentarios o mensajes.
La elección del Maromo del Año durará hasta el 27 de enero.


Hasta entonces, vote sin miedo y confíe en mi retorno. Volver a casa, ese raro placer.

1 comentario:

  1. Uff, está es bien difícil. Estoy que me montaría un buffet y elegir alguno/s dependiendo del apetito.
    Pero si me voy a quedar con uno, hoy por ser hoy y con la necesidad de alguien que me haga reír, votó por Chris y sus talentos en comedia y su pinta de niño bueno.

    ResponderEliminar